Essiac El Libro Herbario

El Libro Herbario de Essiac

El remedio herbario de la sorprendente Tribu Ojibway del Canadá que ha curado a miles de personas con cáncer, fatiga crónica, lupus, SIDA, y otras enfermedades

Una Bendición del  Shaman

  • Reconstruye el Sistema Inmunológico
  • Detoxifica el Cuerpo
  • Remueve los Metales Pesados
  • Reestablece los Niveles de Energía

"Essiac es una cura para el cáncer, punto".

C.A. Brusch, M.D., El médico personal de J.F.K

Tabla de Contenido

  • Página
  • Prólogo 1
  • Acerca de la Acetosa 4
  • Acerca de la Raíz de la Bardana 4
  • Acerca de la Corteza del Olmo Resbaladizo 5
  • La Fórmula Essiac 7
  • Instrucciones para el uso 8
  • Funciones terapéuticas del Essiac 11
  • Fatiga Crónica, Lupus, Alzheimers 13
  • Essiac y el SIDA 13
  • Cómo ordenar Essiac 15

Desde hace varios años he estado interesado en curaciones alternas para enfermedades debilitantes que parecen amenazarnos, tales como Cáncer, SIDA, Esclerosis múltiple, Lupus, fatiga crónica, Alzheimer, etc. En el curso de perseguir este interés, me entusiasmaba conocer sobre algunos métodos de tratamiento que parecían tener éxito.

Sin embargo, este entusiasmo no era nada comparado al entusiasmo y la excitación que sentí cuando descubrí la historia del remedio herbario de René Caisse que ella llamó Essiac.

Creo que usted encontrará este manual muy informativo interesante. La historia del desarrollo de Essiac, la lucha por diseminar este conocimiento al público, y la información disponible sobre casos de miles de personas que se han curado de cáncer y otras enfermedades, es una historia que usted querrá oír.

El conocimiento de Essiac puede cambiar su vida. Podría darle el conocimiento para tomar decisiones más informadas para usted y sus seres amados referente al cáncer, SIDA, y otras enfermedades frecuentes que amenazan a cada familia americana.

Yo espero que este libro también les dé a muchos de ustedes suficiente conocimiento e interés por conocer las cuatro hierbas comunes de la fórmula herbaria de René de modo que usted busque los herbolarios que pueden enseñarle cómo identificar, recoger y procesar ¡su propio Essiac!

Este manual se escribe con el objetivo de diseminar la información sobre el descubrimiento de René a la mayor cantidad de gente como sea posible. Por favor, siéntase libre de copiarlo y darle copias a sus amigos.

Si usted se siente tan entusiasmado sobre Essiac como yo lo estoy, estoy seguro que usted se encontrará mencionándolo a muchos de sus amigos y conocidos, como lo hago yo. Usted podrá también, encontrarse tomando a diario el remedio herbario de René como un preventivo y desintoxicador como yo lo hago.

En resumen, la información contenida aquí se le ofrece usted dentro del espíritu de amor y hermandad. Esperamos que usted la acepte como tal, procese la información, ¡y la pase hacia delante en el espíritu de amor y hermandad.

En la sociedad de hoy vivimos con mucho temor. Espero que su conocimiento acerca del trabajo de René pueda ayudarle mejor usted a vivir sin temor con relación a varias de las enfermedades más peligrosas.

Yo no soy un médico. Soy un investigador. Yo no proclamo que Essiac va a curarle. Simplemente le proveo la información que ya está disponible en otros libros y artículos de revistas. Saque usted sus propias conclusiones. Consulte a su médico.
James Percival

Dedicatoria

Este manual se dedica a los herbolarios nativos americanos y a los herbolarios antecesores, que con su sabiduría y entendimiento de la naturaleza condujeron al desarrollo de la fórmula herbaria de René Caisse conocida como Essiac.

Este manual también se le dedica al Dr. Gary L. Glum, cuya lucha valerosa nos trajo el conocimiento de Essiac.

Trasfondo

René Caisse era una enfermera en Canadá. En el 1923 ella observó que uno de los pacientes de su médico, una mujer con cáncer terminal, había hecho una recuperación completa. Al investigar esa materia, René encontró que la mujer se había curado a sí misma con un remedio herbario que un herbolario indio de Ojibway le dio. René visitó al hombre de medicina, y él alegremente le presentó la fórmula de su tribu.

El le explicó que Ojibway utilizaba el remedio herbario para ambos: balance espiritual y curaciones del cuerpo. La fórmula consistía de cuatro hierbas comunes. Ellas fueron mezcladas y cocinadas en una manera que causó que esa mezcla tuviese mayor poder curativo que cualquiera de las otras hierbas por sí mismas.

Las cuatro hierbas fueron: acetosa, raíz de bardana, corteza de olmo resbaladizo, y raíz de ruibarbo.
Con el permiso de su doctor, René comenzó administrar el remedio herbario a otros pacientes de cáncer terminal que ya habían sido desahuciados por la profesión médica. La mayoría se recuperó.

René entonces comenzó a recoger las hierbas por sí misma, a preparar el remedio en su propia cocina, y a tratar a cientos de enfermos de cáncer. Ella encontró que Essiac, como llamó al remedio herbario, no podría deshacer los efectos del daño severo a los órganos de manutención de vida.

En tales casos, sin embargo, el dolor de la enfermedad y la vida de los pacientes fue prolongada más que lo previsto. En otros casos, donde los órganos de manutención de vida no habían sido severamente dañados, la cura fue completa, y los pacientes vivieron otros 35 ó 40 años. Algunos están vivos aún.

René se dedicó abnegadamente a ayudar a estos pacientes. Ella continuó tratando a cientos de pacientes en su hogar. Ella no cobraba por sus servicios. Las donaciones era su única fuente de ingreso. Estas meramente la mantenían por encima del nivel de la pobreza. Al pasar los años las noticias de su trabajo comenzaron a propagarse.

El establecimiento médico canadiense no abrazó con gusto que esta enfermera estuviese administrando este remedio directamente a cualquiera con cáncer que pidiese su ayuda. Fue entonces que comenzaron muchos años de hostigamiento y persecución por el Ministerio Canadiense de la Salud y el Bienestar. Al oír acerca de esta lucha, los periódicos en Canadá se hicieron eco de estos eventos.

La cobertura de los periódicos acerca del trabajo de René comenzó a hacerla famosa a través del Canadá. También se hicieron eco de parte de las familias de aquéllos que habían sido curados por Essiac. Eventualmente la Comisión Real del Cáncer comenzó interesarse en su trabajo. Entonces se dieron a la tarea de estudiar Essiac.

En el 1937 la Comisión Real del Cáncer llevó a cabo audiencias acerca de Essiac. Se había provisto mucho testimonio que sostenía que Essiac era una cura para el cáncer.

Eventualmente el Parlamento Canadiense, presionado por la cobertura de los periódicos y el apoyo extenso que se había generado para René de parte de pacientes previos y familias agradecidas, votó en el 1938 para legalizar el uso de Essiac. Se recogieron 55 mil firmas en una petición presentada al Parlamento.

El voto fue cerrado, pero Essiac falló por sólo tres votos el ser aprobado oficialmente como una cura para el cáncer.

La historia completa de la vida y de las luchas de René Caisse se cuenta en un libro escrito por el Dr. Gary L. Glum llamado El llamado de un Angel (The Calling of an Angel). Habla de la recuperación documentada de miles de pacientes de cáncer que habían sido certificados por escrito por su doctores como incurables.

René continuó su trabajo por cuarenta años hasta su muerte en el 1978. René había confiado su fórmula a varios amigos, uno de ellos le pasó la fórmula al Dr. Glum.

Es interesante que en la década de los 60, René Caisse trabajó en la renombrada Clínica Brusch, en Massachusetts. El Dr. Charles A. Brusch fue el médico personal del Presidente John F. Kennedy. Después de diez años de investigación acerca del Essiac, el Dr. Brusch hizo la siguiente declaración: "Essiac es una curación para el cáncer, punto.

Todos los estudios realizados en laboratorios en los Estados Unidos y Canadá apoyan esta conclusión". Una carta testimonial del Dr. Brusch está incluida en este manual.

Otros detalles de situaciones interesantes se explican el libro del Dr. Glum. Las instrucciones de cómo ordenar una copia del libro se encuentran en este manual. El Dr. Glum también distribuye, gratuitamente, la fórmula completa para Essiac junto con sus instrucciones de cómo elaborarlo. Esta información también se contiene en este manual. Le debemos mucho al Dr. Glum por lo que ha hecho.

El se ha sacrificado grandemente para conseguirnos esta información. El Dr. Glum también ha sido acosado por el gobierno por sus esfuerzos en informarnos acerca de Essiac. Sabemos que las leyes del universo lo compensarán grandemente por las pérdidas en que ha incurrido mientras trabaja para diseminar la palabra acerca de la fórmula herbaria de René Caisse.

¿Qué Es?

La fórmula herbaria de René Caisse contiene cuatro hierbas que crecen comúnmente:

Acetosa (Sheep Sorrel, Rumex acetosella)

Las hojas de la planta joven de acetosa fueron populares como aderezo de cocina y como una adición a las ensaladas en Francia hace varios cientos de años. Los indios también utilizan la acetosa como un condimento sabroso para los platos con carne. También la cocieron al horno, al hacer pan. Así que es ambos: una hierba y un alimento.

La acetosa pertenece a la familia del trigo. Los nombres comunes para la acetosa son acetosa de campo, acedrilla, acedra. No se le debe confundir con la acetosa ornamental (Rumex acetosa).

La acetosa crece salvaje a través de la mayor parte del mundo. Busca pastos abiertos, áreas rocosas, y las orillas de las carreteras de campo. Se le considera comúnmente un hierbajo a través de los Estados Unidos. Prospera con poca humedad, y es buen indicador de suelos ácidos.

La planta entera de la acetosa se puede cosechar para ser utilizada en Essiac. O se pueden cosechar solamente las hojas y los troncos y esto permite que las plantas se "vuelvan a cosechar" más tarde. La porción de la planta de acetosa se puede cosechar durante la primavera, el verano, y el otoño, para así tomarse temprano en la mañana luego que el rocío se ha evaporado, o tarde en la tarde.

Coseche siempre en días soleados, ya que las plantas necesitan varios días después que ha llovido para secarse apropiadamente. Coseche las hojas y los troncos antes que las flores comiencen a formarse, ya que en esta etapa, toda la energía de la planta se encuentra en las hojas  

Las raíces se pueden cosechar en el otoño, cuando la energía de la planta está concentrada en las raíces. Nunca recoja más abastecimiento que el de un año de acetosa, ya que pierde la potencia cuando se guarda por más tiempo.
La acetosa se encuentra disponible comercialmente. Sin embargo algunas veces una pequeña planta de romaza amarilla es sustituida por la acetosa. Así que asegúrese que solamente compre la acetosa certificada como "orgánica".

La planta de acetosa

Raíz de Bardana (Burdock Root, Arctium lappa)

Las raíces, los troncos jóvenes, y las hierbas de la planta de bardana son comestibles. Los tallos jóvenes se hierven para comerse como los espárragos. Los troncos crudos y las hojas jóvenes se comen en ensaladas. Partes de la planta de bardana se comen en la China, Hawai, y entre las culturas nativas americanas en este continente. Es entonces, ambos: una hierba y un alimento.

Las raíces, los troncos jóvenes, y las hierbas de la planta de bardana son comestibles. Los tallos jóvenes se hierven para comerse como los espárragos. Los troncos crudos y las hojas jóvenes se comen en ensaladas. Partes de la planta de bardana se comen en la China, Hawai, y entre las culturas nativas americanas en este continente. Es entonces, ambos: una hierba y un alimento.

La bardana es un miembro de la familia del cardo. ¿Recuerda la última vez que usted tuvo que quitarse las ajonjeras en su ropa luego de merodear por los bosques o en el prado? Más que seguramente, usted se había topado con esta muy amigable y útil planta, ¡sin saberlo! Es un común hierbajo de pastoreo en Norteamérica. Prefiere los suelos húmedos.

Durante los primeros años la planta de bardana produce solamente un crecimiento hojas verdes. Es durante el segundo año que produce los troncos largos con las cardas molestosas.

La raíz de la planta de bardana se cosecha. Se cosecha solamente durante los primeros años de la planta. Las raíces son de alrededor de una pulgada de ancho y hasta tres pies de largo. De igual forma que las acetosa, las raíces sólo se deben cosechar en el otoño, cuando la energía de la planta se concentra en las raíces. Y de la misma manera, compre sus raíces sólo de un proveedor confiable.

Hoja y raíz de bardana

La bardana es un miembro de la familia del cardo. ¿Recuerda la última vez que usted tuvo que quitarse las ajonjeras en su ropa luego de merodear por los bosques o en el prado? Más que seguramente, usted se había topado con esta muy amigable y útil planta, ¡sin saberlo! Es un común hierbajo de pastoreo en Norteamérica. Prefiere los suelos húmedos.

Durante los primeros años la planta de bardana produce solamente un crecimiento hojas verdes. Es durante el segundo año que produce los troncos largos con las cardas molestosas.

La raíz de la planta de bardana se cosecha. Se cosecha solamente durante los primeros años de la planta. Las raíces son de alrededor de una pulgada de ancho y hasta tres pies de largo. De igual forma que las acetosa, las raíces sólo se deben cosechar en el otoño, cuando la energía de la planta se concentra en las raíces. Y de la misma manera, compre sus raíces sólo de un proveedor confiable.

Olmo Resbaladizo (Slippery Elm, Ulcus fulva)

La corteza interna del árbol de olmo resbaladizo tiene una historia larga de uso como un suplemento alimenticio y remedio herbario. Los pioneros la utilizaban como alimento de supervivencia. La corteza pulverizada se ha utilizado por mucho tiempo, y todavía se utiliza hoy como un aditivo alimenticio y preservativo de alimentos, rico en vitaminas y en contenido mineral. Es entonces cuando se le considera un alimento.

El olmo resbaladizo es un árbol ornamental y favorito por su sombra. Se puede encontrar a través del Canadá y de los Estados Unidos.

Solamente la corteza interna del olmo resbaladizo se utiliza para hacer Essiac. Se pueden comprar provisiones de olmo resbaladizo en forma pulverizada a proveedores confiables, y ésta es probablemente la manera más fácil y preferible a cosecharla usted mismo.

Si usted decidiera cosechar su propio olmo resbaladizo, elimine las ramificaciones de la corteza, en vez de las del sistema principal del tronco del árbol, de modo que usted no dañe el árbol.

Ruibarbo de Turquía (Turkey Rhubarb, Rheum palmatum)

Todos hemos comido ruibarbo. Son unos tallos rojos dulcemente amargos que se encuentran en la sección de productos agrícolas en los supermercados durante la primavera. También comemos pastel de ruibarbo, jalea y pudín. El ruibarbo de Turquía es un miembro de la familia de ruibarbo con raíces que tienen una potencia particularmente fuerte y deseable.

El ruibarbo de la Turquía crece en la China. Las raíces se cosechan cuando las plantas tienen por lo menos seis años de edad. Este producto importado tiene más potencia que nuestro ruibarbo nativo. René Caisse comenzó su trabajo con Essiac utilizando en la raíz de ruibarbo doméstico, descubriendo más tarde que la variedad importada era más potente.

Sin embargo, la mayor parte del ruibarbo de la Turquía que se importa ahora en este país es irradiada, lo cual destruye muchas de sus propiedades curativas. Así que el ruibarbo nativo es ahora nuevamente el ruibarbo de predilección para su mezcla de Essiac.

Cuando la raíz de ruibarbo no está disponible, la raíz de romaza amarilla (Rumex crispus) puede ser la que le sustituya en la fórmula de Essiac. También, como el ruibarbo, es el que actúa como un purgante.

Notas:

  1.  Si usted decidiese cosechar sus propias plantas, le sugerimos fuertemente que usted siga la práctica de los nativos americanos de decir una breve oración a las plantas antes de cosecharlas. Dé las gracias por la ayuda que ellas le proveerán. Nosotros creemos que sus plantas, ya consagradas, serán más potentes y efectivas.
  2.  Mantenga los ojos bien abiertos para diferentes clases de hierbas y la identificación de hierbas. Busque herbolarios que estén dispuestos a educarle a usted en cuanto a identidad de plantas, técnicas de cosecha, secado y procesamiento de plantas.
  3.  No recoja las hierbas en vías donde se han utilizado insecticidas o herbicidas. ¡Usted desea solamente hierbas orgánicas!

La Fórmula

Nota: Muchos de ustedes podrán preferir comprar su bebida herbaria de René Caisse ya enbotellada. Otros pueden querer comprar un paquete de la mezcla de la hierba seca y elaborarla por su cuenta. Nosotros le proveemos las instrucciones para ordenar por correo para ambas en la página 14.

La fórmula original, según provista por René Caisse, aparece a continuación. Aquí estamos reimprimiendo las instrucciones exactas para tratamiento en lotes de dos galones, aunque usted probablemente no necesitará una cantidad tan grande en una sola vez.

Una cantidad más pequeña se ofrece en el paquete herbario seco (véa la página 14), la cual rinde para 1/2 galón de Essiac (que es una provisión de dos o cuatro semanas, dependiendo si usted la toma una o dos veces al día).

Ingredientes:

52 partes: raíz de bardana (cortada o seca) (partes por peso)
16 partes: acetosa (pulverizada)
1 parte: ruibarbo de Turquía (pulverizada) o dos partes de ruibarbo doméstico
4 partes: Olmo resbaladizo (pulverizado)

Esta es la fórmula básica de cuatro hierbas que se le presentó a la Comisión Real del Cáncer en 1937 y la cual ellos encontraron que era "una cura para el cáncer".

Más tarde durante el transcurso de su vida, al trabajar con el Dr. Charles Brusch en Massachusetts, René añadió cantidades pequeñas pero potentes de otras cuatro hierbas a su fórmula básica de cuatro hierbas.

Según provista a nosotros por una señora que trabajó con René, y a la que René le dio la fórmula, estas cuatro hierbas le fueron añadidas como sigue: alga marina (dos partes), trébol rojo (una parte), cardo bendito (una parte), berro (0.4 partes). El añadir estas cuatro hierbas se considera opcional.

Provisiones necesarias:

Un recipiente de acero inoxidable con tapa con capacidad de 4 galones
Un recipiente de acero inoxidable con tapa con capacidad de 3 galones
Un colador doble de fino de acero inoxidable, un embudo, y una espátula
12 ó más botellas de cristal de ámbar esterilizadas con capas que cierren herméticamente, o sustitutos apropiados.

Preparación:

  1.  Mezcle los ingredientes secos completamente. Coloque las hierbas en una bolsa plástica y sacúdalas vigorosamente. Las hierbas son sensitivas a la luz; manténgalas almacenadas en un lugar oscuro y fresco.
  2.  Lleve dos galones de agua destilada libre de sodio al punto de ebullición en el recipiente de 4 galones (con la tapa puesta). Esto deberá tomarle alrededor de treinta minutos al nivel del mar.
  3.  Vierta una taza de ingredientes secos en el agua. Vuelva a poner la tapa y continúe hirviendo por un espacio de diez minutos.
  4.  Apague la estufa. Raspe los lados del recipiente con la espátula y mescle completamente. Vuelva a colocar la tapa.
  5.  Permita que el recipiente permanezca cerrado por alrededor de doce horas. Entonces encienda la estufa al grado más alto y caliente hasta casi hervir (aproximadamente 20 minutos). No le permita hervir.
  6.  Apague la estufa. Cuele el líquido, vertiéndolo en el recipiente de tres galones. Limpie el recipiente de 4 galones y el colador. Luego cuele el líquido filtrado nuevamente vertiéndolo en el recipiente de 4 galones.
  7.  Utilice el embudo para verter el líquido caliente dentro de las botellas esterilizadas inmediatamente, y apriete las tapas. Luego que las botellas se hayan enfriado, vuelva a apretar las tapas.
  8.  Refrigere. La bebida herbaria de René no contiene ningún agente preservativo. Si se desarrolla hongo, deshágase de la botella inmediatamente.

Precaución: Todas las botellas y las tapas deberán ser esterilizadas luego de usarse si usted planea utilizarlas nuevamente para elaborar más Essiac. Las tapas de las botellas deberán ser lavadas y secadas completamente, y se les puede limpiar con una solución de 3% de peróxido de hidrógeno especial para comidas (se puede comprar en las tiendas de alimentos de salud).

Para hacer una solución de 3%, mezcle una onza de 35% de peróxido de hidrógeno para alimentos con once onzas de agua destilada libre de sodio. Remoje por cinco minutos, enjuague y seque. Si no consigue peróxido de hidrógeno para alimentos, utilice media cucharada de cloro en un galón de agua destilada.

Instrucciones para uso (según informa el Dr. Glum)

  1.  Manténgase refrigerado.
  2.  Sacuda la botella antes de utilizarla.
  3.  Se puede tomar ya sea frío de la botella o, recalentado (nunca en microondas).
  4.  Al tomarse como preventivo, tome 4 cucharadas diarias (o 2 onzas) a la hora de acostarse o con el estómago vacío por lo menos dos horas luego de haber cenado.
  5.  Para personas que sufren de cáncer y del SIDA, o con otras enfermedades, éstas querrán tomarlo dos veces al día tomando 4 cucharadas (2 onzas), una vez en la mañana, cinco minutos antes de comer, y una vez en la tarde, por lo menos dos horas después de haber cenado.

Nota:

  1.  Pacientes de cáncer del estómago deben diluir la bebida herbaria en una cantidad igual de agua destilada libre de sodio.
  2.  Muchas personas han informado que la bebida de René trabaja bien para desintoxicar el cuerpo, y la han tomado como parte de un programa de desintoxicación.

Precaución: Algunos doctores no recomiendan el tomar la fórmula herbaria en estado de embarazo.

Recomendación: René indicó que el proceso de elaboración de doce horas es esencial para que el Essiac tenga sus poderes especiales. Essiac se vende al público ahora en pastillas, bolsas para el té, y gotas homeopáticas. Nosotros no las recomendamos. Podrán hacerle bien, pero no son lo que René Caisse usó, ni hemos visto evidencia de que trabaje.

Lo que Hacen

Los componentes de la bebida herbaria de René interactúan realizando un efecto sorprendente en el cuerpo humano. Los químicos, minerales, y vitaminas actúan todas sinérgicamente en conjunto para producir una variedad de agentes curativos.

Acetosa:

Las plantas de acetosa han sido un remedio casero para el cáncer por siglos, ambos en Europa y en América. La acetosa ha sido estudiada por investigadores con relación a la disolución de tumores, y para aliviar algunas condiciones crónicas y enfermedades degenerativas.
Contiene altos cantidades de vitamina A, complejo de vitamina B, C, D, E, K, P, y vitamina U.

También es rica en minerales incluyendo calcio, cloro, hierro, magnesio, silicón, sodio, azufre, y tiene rastros de cobre, yodo, manganeso y zinc.

La combinación de estas vitaminas y minerales nutre a todas las glándulas del cuerpo. La acetosa también contiene carotenoides y clorofila, así como ácidos cítricos, málicos, oxálicos, tánicos y tartáricos.

La clorofila lleva oxígeno a través de la circulación sanguínea. Las células de cáncer no viven en presencia del oxígeno. También:

  •  reduce el daño causado por las quemaduras de radiación
  •  aumenta la resistencia a los rayos-X
  •  mejora el funcionamiento del sistema vascular, las funciones de los intestinos, corazón, y pulmones
  •  ayuda en la remoción de depósitos extraños en las paredes de los vasos sanguíneos
  •  purifica el hígado, estimula el crecimiento de tejido nuevo
  •  reduce la inflamación del páncreas, estimula el crecimiento de tejido nuevo
  •  aumenta el nivel de oxígeno en las células de los tejidos

La acetosa es la hierba curativa principal en Essiac.

Raíz de Bardana

Por siglos, la raíz de la bardana se ha utilizado a través del mundo para curar enfermedades. La raíz de la bardana es un poderoso purificante de la sangre. Aclara la congestión en el sistema respiratorio, linfático, urinario, y sistemas circulatorios. Promueve el flujo de la bilis y elimina el exceso de fluido en el cuerpo.

Estimula la eliminación de desperdicios tóxicos, alivia el malfuncionamiento del hígado, y mejora la digestión. Los chinos utilizan la raíz de la bardana como un afrodisíaco, tónico, y rejuvenecedor. Ayuda a remover la infección del tracto urinario, el hígado, y la vesícula biliar. Ayuda a expulsar las toxinas del cuerpo a través de la piel y de la orina. Es buena para la artritis, reumatismo, y la ciática.

La raíz de la bardana contiene vitaminas a A, complejo de vitaminas B, C, E, y P. Contiene grandes cantidades de cromio, cobalto, hierro, magnesio, fósforo, potasio, silicón, y zinc, y calcio, cobre, manganeso, y selenio en menores cantidades.

Mucho del poder curativo de la raíz de la bardana se le atribuye al principal ingrediente de unulina, que ayuda a fortalecer los órganos vitales, especialmente el hígado, páncreas, y el baso.

Corteza Interna del Olmo Resbaladizo

La corteza del olmo resbaladizo se conoce a través de todo el mundo como un remedio herbario. Como un tónico, se le conoce por su habilidad de mitigar y fortalecer los órganos, tejidos, membranas mucosas, especialmente los pulmones y el estómago. Promueve la curación rápida de cortaduras, quemaduras y laceraciones. Revitaliza el cuerpo entero.

Contiene como ingrediente primario, un musílago, así como grandes cantidades de ácido gálico, fenoles, almidones, azúcares, las vitaminas A, el complejo de vitaminas B, C, K, y P. Contiene grandes cantidades de calcio, magnesio, y sodio, así como de cromio y selenio en cantidades más pequeñas, y rastros de hierro, fósforo, silicón y zinc.

La corteza del árbol resbaladizo se conoce entre los herbolarios por su capacidad de limpiar, sanar, y fortalecer el cuerpo.

Ruibarbo

El ruibarbo, también una hierba muy conocida, se ha utilizado a través del mundo desde el 220 A.C. como una medicina.
La raíz de ruibarbo ejerce la función de un laxante al estimular la secreción de la bilis hacia los intestinos.

También estimula el conducto de la vesícula para que pueda ha expulsar materia tóxica o desperdicios, de esta manera eliminando al cuerpo de comida y bilis no utilizada. Como resultado, se limpia el hígado, se alivian los problemas crónicos del hígado.

La raíz del ruibarbo contiene vitaminas A, mucho del complejo de vitamina B, C, y P. Su alto contenido mineral incluye calcio, cloro, cobre, yodo, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, silicón, sodio, azufre, y zinc.

La bebida herbaria de René Caisse tiene realiza la siguiente actividad terapéutica:

  1.  Previene la acumulación del exceso depósitos grasos en las paredes arteriales, del corazón, hígado y riñones.
  2.  Regula los niveles de colesterol al transformar la azúcar y la grasa en energía.
  3.  Destruye los parásitos en el sistema digestivo y a través del cuerpo.
  4.  Contrarresta los efectos del envenenamiento por aluminio, plomo y mercurio.
  5.  Fortalece y endurece los músculos, órganos y tejidos.
  6.  Fortalece y da flexibilidad a los huesos, conjunturas, ligamentos, pulmones y membranas, haciéndolos así menos vulnerables al estrés o a las lesiones causadas por estrés.
  7.  Nutre y estimula el sistema cerebral y nervioso.
  8.  Promueve la absorción de fluidos en los tejidos.
  9.  Remueve la acumulación tóxica en los canales grasos, linfáticos, de médula ósea, vejiga, y alimenticios.
  10.  Neutralizar los ácidos, absorbe las toxinas en el intestino y los elimina a ambos.
  11.  Aclara los canales respiratorios al disolver y expeler mucus.
  12.  Releva al hígado de la tarea de desintoxicar al convertir a las toxinas grasas en aguas en sustancias solubles en agua que luego pueden ser fácilmente eliminadas por los riñones.
  13.  Ayuda al hígado a producir lecitina, la cual forma parte de la envoltura de mielina, material blanco graso que envuelve las fibras de los nervios.
  14.  Reduce y quizá elimina, depósitos de material de metal pesado en los tejidos (especialmente aquéllos alrededor de las coyunturas) para reducir la inflamación y la tiesura.
  15.  Mejora las funciones del páncreas y el vaso, aumentando la efectividad de la insulina.
  16.  Purifica la sangre.
  17.  Aumenta la producción de células rojas, y previene que se rompan.
  18.  Aumenta la capacidad del cuerpo para utilizar el oxígeno, al incrementar el nivel de oxígeno en las células de los tejidos.
  19.  Mantiene el balance entre el potasio y el sodio en el cuerpo de tal manera que se regula el fluido dentro y fuera de cada célula: de esta manera, las células son alimentadas con nutrientes a la vez que se limpian.
  20.  Convierte a los oxalatos de potasio y calcio en una forma menos dañina, a hacerlos solventes en la orina. Regula la cantidad de ácido oxálico que llega a los riñones, reduciendo de esta manera el riesgo de formación de piedra en la vesícula, riñones, o tracto urinario.
  21.  Protege en contra de las toxinas para que éstas no puedan entrar al cerebro.
  22.  Protege al cuerpo contra la radiación y los rayos-X.
  23.  Alivia el dolor, aumenta el apetito y provee más energía, así como una sensación de bienestar.
  24.  Aligera la curación de las heridas al regenerar el área dañada.
  25.  Aumenta la producción de anticuerpos como los linfocits y células-T que en las glándulas timo, defensor de nuestro sistema inmunológico.
  26.  Inhibe y posiblemente destruye los crecimientos y tumores benignos.
  27.  Protege las células en contra de los radicales libres.

Essiac y la Fatiga Crónica, Lupus, Alzhéimer, etc.

Hemos encontrado que Essiac es muy beneficioso para mucha gente con el síndrome de fatiga crónica, lupus, esclerosis múltiple, y alzhéimer. A nuestro mejor conocimiento, todas las personas que sufren de lupus que han tomado que Essiac se han beneficiado grandemente. También hemos sido testigos de recuperaciones muy rápidas entre personas que sufren de fatiga crónica.

Normalmente ellos informan un aumento en energía muy dramático. Algunas personas que sufren de la esclerosis múltiple han tenido una menos dramática, pero estable mejoría en su condición.

Una señora pudo guardar sus muletas luego de haber tomado Essiac por un espacio de tres meses. Personas que han sufrido alzhéimer han reportado también mejorías. Algunas con artritis también han informado que han mejorado, aunque aparentemente no todos los que sufren de artritis son ayudados por el Essiac.

Parece que las acciones Essiac para remover los metales pesados, desintoxicar al cuerpo, restablecer los niveles de energía, y reconstruir el sistema inmunológico, actúan en conjunto para restaurar el cuerpo a un nivel donde es capaz de combatir la enfermedad mejor.

En otras palabras, Essiac reconstruye el sistema inmunológico y mejora la capacidad para combatir la enfermedad del cuerpo de tal manera que pueda entonces librarse por sí mismo de la enfermedad.

Essiac y el SIDA

En el 1993 el doctor Dr. Gary Glum trabajó con el Proyecto SIDA en Los Angeles. El proyecto había enviado a 179 pacientes de Sida a morir a su hogar. Ellos tenían neumocistis carini e histoplasmósis. Su peso había bajado considerablemente y el contaje de sus células era de menos de diez.

La organización le dio al Dr. Glum cinco de estos pacientes para que trabajara con ellos. El les indicó que dejasen de tomar el AZT y les puso en un protocolo de tomar dos onzas de Essiac tres veces al día.

Ya en febrero de 1994, todos los otros pacientes habían muerto. Los cinco pacientes del Dr. Glum todavía estaban vivos. Ellos se ejercitaban, comían tres veces al día, y su peso regresó a lo normal, y no parecían mostrar signos de enfermedad.

Un Endoso del Dr. Julian Whitaker

El Dr. Julián Whitaker publica un boletín muy informativo y enaltecedor llamado Salud y Curación (Health & Healing). Tiene 430,000 suscriptores. En la edición de noviembre de 1995 hay un artículo titulado "Qué yo haría si yo tuviere cáncer" ("What Would I do If I Had Cancer").

El declara que si tuviese cáncer, él personalmente seguiría un régimen que incluiría cambiar su dieta, tomar los suplementos nutricionales, cartílago de tiburón, coenzima Q10, y que tomaría el té Essiac.

El doctor Whitaker tiene más de veinte años de experiencia. Ha escrito cinco grandes libros relacionados con la salud: Revirtiendo la enfermedad del corazón, Revirtiendo la diabetes, Revertiendo los riesgos a la salud, Una guía para la curación natural, y ¿Es necesaria la cirugía cardíaca?

Dr. Whitaker dirige el Whitaker Wellness Institute en Newport Beach, California, el cual ha tratado a centenares de pacientes. Si usted desea información para suscribirse a su boletín informativo, llame al (800)705-5559.

Yo recomiendo altamente este boletín a cualquiera que tenga una enfermedad seria y que desee conocer más acerca de la gama completa de modalidades de curación que están disponibles. El también receta un plan de mejoramiento en un programa de siete pasos a completarse en treinta días que "le dará otro giro a su vida".

Declaraciones al Azar de René Caisse:

"Aunque trabajé cada día de 9 de la mañana a 9 de la noche, mi trabajo me absorbía tanto que no sentía fatiga. Mi sala de espera era un lugar placentero donde las personas intercambiaban experiencias y compartían sus esperanzas.

Luego de unos cuantos tratamientos, los pacientes parecían lanzar al aire su depresión, temor, y angustia. Su panorama se convertía en uno optimista y a medida que su dolor se reducía, ellos parecían tornarse felices y habladores".

"Yo podía ver los cambios en algunos de los pacientes. Un número de ellos, al ser presentados ante mí por sus doctores luego que todo lo conocido acerca de las ciencias médicas se había tratado y fallado, y siendo cargados literalmente hasta mi clínica para su primer tratamiento.

Al luego ver esas mismas personas caminar por sí mismas, luego de sólo cinco o seis tratamientos, eso mejor que cualquier pago por todas mis hazañas. Yo he ayudado a miles de personas así. Algunas semanas he sabido tener quinientos o seiscientos pacientes. Yo ofrecía el tratamiento libre de costo".

"Es de mayor importancia, y esto fue verificado en estudios conducidos con animales en el Brusch Medical Center y en otros laboratorios, que se había descubierto que uno de los efectos dramáticos de tomar este remedio que era su afinidad para atraer a todas las células de cáncer, las cuales se habían dispersado, de vuelta a lugar original donde el tumor hubiese endurecido por primera vez, y luego suavizar los a un tamaño que haría más fácil el removerlo con un mínimo de complicaciones".

Aviso:

No se nos permite, ni intentamos en este manual hacer reclamos que la fórmula herbaria de René Caisse va a curar cualquier enfermedad. Nosotros sólo hemos juntado en este libro fácil de leer todo lo que ya ha sido publicado en información que está disponible al público en general acerca del remedio herbario de René de tal manera que usted pueda tomar una decisión mejor informada.

Los documentos que fueron utilizados para compilar este manual aparecen en la biografía. Consulte con su médico antes de utilizar el remedio herbario de René Caisse.

Bibliografía y lista de lectura

  • The Calling of an Angel por el Dr. Gary Glum, 1988, Silent Walker Publishing, PO Box 80090, Los Angeles, CA 90090
  • The Medicine Man's Gift por Caitlin Grieve. Disponible mediante el envío de US$12.00 a Canadian Heritage
  • Books and Manuals, 6-2400 Dundas St. West, Suite 248, Mississauga, Ontario L5K 2R8, Canada
  • The Essence of Essiac por Sheila Snow, 1993
  • Essiac: Nature's Cure for Cancer: An Interview with Dr. Gary Glum por Elisabeth Robinson, "Wildfire Magazine", Vol. 6, Núm. 1
  • Cancer Therapy por Ralph W. Moss, Ph.D., 1992, Equinox Press, 331 W. 57th Street, Suite 268, New York, NY 10019
  • Health & Healing boletín escrito por el Dr. Julian Whitaker, Phillips Publishing, 7811 Montrose Road, Potomac, MD 20854

Lista de Proveedores

Yo recomiendo el siguiente proveedor. El Essiac de ellos es de alta calidad, sus precios son buenos, y ofrecen muy buen servicio.

  1.  Las botellas de remedio herbario de René Caisse: Las botellas de remedio herbario se pueden comprar por correo mediante el envío de US$14.50 por una botella de 16 onzas, más US$3.00 para manejo y franqueo en órdenes de hasta US$25.00, y US$5.00 para órdenes sobre US$25.00. Hecho solamente de hierbas orgánicas, y adhiriéndose firmemente a la fórmula de René (la fórmula básica de cuatro hierbas resaltadas con las cuatro hierbas poderosas adicionales).
  2.  La mezcla de hierbas secas: Si usted deseara preparar su propia bebida herbaria de René Caisse, usted puede ordenar por correo paquetes de la combinación de hierbas secas. Cada paquete le permitirá a usted preparar aproximadamente medio galón de la bebida. El costo es de US$12.00 por paquete, más US$3.00 para manejo y franqueo en órdenes de hasta US$25.00, y US$5.00 para manejo y franqueo para órdenes de sobre US$25.00.

Se aceptan las principales tarjetas de crédito (Visa, Mastercard y Discover) para ordenar por correo las botellas de remedio herbario de René Caisse y la mezcla de hierbas secas. Las órdenes se toman por teléfono los lunes, miércoles y viernes, de 9:00 am a 4:00 pm (hora estándar del este).

Natural Heritage Enterprises

PO Box 278, 183 Bellevue Overlook

Crestone CO 81131, USA

Tel.: (719) 256-4876

CHARLES A. BRUSCH, M.D.

15 GROZIER RD.

CAMBRIDGE, MASS. 02138

6 de abril de 1990

A Quien Pueda Interesar:

Ya han pasado muchos años desde que por primera vez experimenté el uso de Essiac con mis pacientes que estaban sufriendo de muchas y variadas formas de cáncer.

Personalmente yo monitoreé el uso de esta terapia antigua en conjunto con René Caisse, enfermera registrada, cuyos muchos éxitos fueron reportados grandemente.

René trabajó conmigo en mi clínica médica en Cambridge, Massachusetts y fue allí, bajo la supervisión 18 doctores en medicina de mi personal, que ella procedió con una serie de tratamientos a pacientes de cáncer terminal y ratones de laboratorio y juntos refinamos y perfeccionamos su fórmula.

En ratas, se ha demostrado que causa una recesión definitiva de la masa y un cambio en la formación de las células.

Clínicamente, en pacientes que sufren de cáncer patológicamente probado, reduce la ocurrencia de dolor y causa una recesión en el crecimiento. Los pacientes aumentaron de peso y mostraron gran mejoría en su salud en general. Su evacuación mejoró considerablemente y su apetito comenzó a abrirse.

Se obtuvieron resultados brillantemente beneficiosos en aquellos casos que ya estaban "en lo último" donde se probó que se podía prolongar la vida y la "calidad" de esa vida.

En algunos casos, aún si el tumor no desaparecía, se podía remover quirúrgicamente luego de haber sido tratado con Essiac sin incurrir en el riesgo de metástasis, resultando en otros brotes.

En muchos casos difíciles, las hemorragias han sido rápidamente puestas bajo control, lesiones abiertas del labio y del pecho han respondido a tratamiento, y los pacientes con cáncer del estómago han regresado a sus actividades normales, por mencionar otras situaciones memorables.

También, quemaduras intestinales por causa de radiación han sido sanadas y el daño ha sido repuesto, y se encontró que la condición mejoraba, cualquiera que fuera.

A quien pueda interesar: 6 de abril de 1990    (Segunda página)

Todos estos casos de pacientes fueron diagnosticados por médicos y cirujanos de reputación.

Yo sí sé que he sido testigo en mi clínica y sé de muchos otros casos donde el Essiac fue la terapia utilizada, un tratamiento que trata de restaurar sin destruir los tejidos de tumores y mejorando el panorama mental, el cual restablece la función sicológica.

Aún hoy yo endoso esta terapia porque de hecho he curado mi propio cáncer, el que se encontraba originalmente en el intestino bajo, al tomar el Essiac solamente.

Durante el último examen completo que me fue practicado, se me examinó todo el tracto intestinal mientras estuve hospitalizado (en agosto de 1989) por un problema de hernias, y no se encontró ningún signo de malignidad.

Hay documentos médicos que validan esto.

Yo he tomado Essiac todos los días desde mi diagnóstico (en 1984) y mi más reciente examen me ha dado una carta de buena salud.

Yo continué asociado con René Caisse hasta su muerte en el 1978 y fui la única persona que tenía su más completa confianza y a quien ella confió su conocimiento y experticia de lo que ella llamó "Essiac".

Otros lo han imitado, pero una tasa de menor éxito nunca deberá ser aceptada cuando la terapia verdadera se encuentra disponible.

Mi Historia de Essiac

La primera vez que supe acerca de Essiac fue cuando leí la entrevista con el Dr. Gary Blum, publicada en el Wildfire Magazine, en el 1992.

Entonces, unos cuantos meses más tarde, una amiga preparó una cantidad enorme de Essiac. Ella me dio varias botellas. Yo tomaba dos onzas diariamente. La verdad es que estaba un poco sorprendido de encontrarme realizando un proceso de fuerte desintoxicación.

Yo me consideraba muy bien de desintoxicado, ya que había ayunado, había tenido extensos colónicos, y había tomado una variedad de brebajes herbario para desintoxicarme. Fue por eso que estaba agradablemente sorprendido de encontrar que Essiac podía desintoxicarme aún más. Además de eso, me daba mayor energía.

Fue entonces que mi amiga y yo fuimos a un simposio de salud en Orlando. Visitamos un médico en Orlando que declaro "yo sé que Essiac trabaja, pero tengo miedo de promoverlo". Mi amiga y yo nos miramos, y nos sonreímos.

Le contestamos "tal vez podemos ayudarle a promoverlo". Ese fue el momento en que comenzó nuestro negocio de promoción de Essiac. Fue, y siempre será, una de nuestras mayores metas el educar al público acerca del Essiac.

Hemos investigado toda información acerca del Essiac y de René Caisse con que nos hemos topado. Hemos obtenido nuestra fórmula directamente del Dr. Glum.

Esta es la fórmula Essiac que fue presentada por René Caisse a la Comisión Real del Cáncer en el 1937, y que luego fue declarada por la Comisión Real del Cáncer como "una cura para el cáncer". Sheila Snow, una investigadora canadiense, ha realizado una gran labor de preservar la verdad acerca del Essiac.

Ella describe en su trabajo que la acetosa y la raíz de la bardana son los otros "asesinos del cáncer" en la fórmula del Essiac. Esos son los agentes sanadores básicos, y son los ingredientes principales.

Los otros ingredientes, la corteza del árbol de olmo resbaladizo y la raíz del ruibarbo, "ayudan" a la acetosa y a la raíz de la bardana al incrementar el flujo de la bilis y ayudar a que el tracto intestinal elimine las toxinas liberadas por el Essiac.

Simplemente explicado, la acetosa y la raíz de la bardana realizan el saneamiento, y el olmo resbaladizo y la raíz de ruibarbo les ayudan a sanar. Ahora que también hemos añadido pequeñas cantidades de alga marina, cardo bendecido, trébol rojo, y berro, los cuales René informó haber usado para "ensalzar" el poder curativo de su té.

Al pasar los años nuestros clientes nos han dado gran retroalimentación en términos de la efectividad de nuestro té. Una sorpresa muy grata para nosotros fue el conocer como le ha ido a mucha gente con síndrome de fatiga crónica, lupus, SIDA, alzheimers, y esclerosis múltiple.

Hemos recibido informes de recuperaciones casi milagrosas del lupus y fatiga crónica. Personas que sufren de esclerosis múltiple han informado una menos espectacular pero estable mejora en sus condiciones.

Yo creo que vivimos en una era de sistemas inmunológicos débiles. El sobreuso de antibióticos, la sobre exposición de nuestros cuerpos a toxinas, pesticidas, y químicos, y años de nutrición y no muy propia han causado que nuestro sistema inmunológico se canse y se deteriore.

De la manera en que remedio herbario de René Caisse reconstruye el sistema inmunológico del cuerpo, el cuerpo puede combatir mejor la enfermedad y la fatiga.

Nosotros utilizamos las más finas hierbas orgánicas disponibles. Aún así, hemos mantenido nuestros precios razonables. Otras compañías cobran hasta US$80.00 por una cantidad de Essiac seco, el cual produce aproximadamente dos cuartos de té. Nosotros compramos US$12.00 por el mismo producto.

Testimonios de Essiac

En el otoño de 1992, a mi mamá, que vive en Ohio, se le dijo que el cáncer en su garganta y pulmones había alcanzado el punto que ella solamente tenía 90 días de vida. Mi hermana y yo comenzamos ayudarla a poner todo en orden. Yo había oído del Mountain Magic de Essiac.

Le envié un poco. Ella la bebió por alrededor de dos meses. El 22 de diciembre, ella regresó a ver al médico. El pensó que ella venía a decir adiós. Cuando él la examinó, ella estaba en remisión total. Yo soy una enfermera, y he guardado sus rayos-X como prueba de su recuperación.

Ellen Broderick Winter Springs, Florida

Yo comencé a tomar Mountain Magic hace varios meses. Los resultados han sido profundos y dramáticos. ¡Gracias!
John Tolleson Columbus, Ohio

Mi tío tenía cáncer del pulmón. Le dieron seis meses de vida. El comenzó a tomar Essiac. Eso fue hace cuatro años. El está convencido que el Essiac lo salvó.
Rhonda M., Harrison, Ohio

Mi amigo Joe Roberts estaba en muy mal estado con el lupus. Apenas podía moverse. Algunos pensaban que estaba cerca de morir. Le di dos botellas Mountain Magic herbal tea (Essiac). El mejoró y comenzó a tomar Essiac. Al mes parecía un hombre nuevo, y parecía estar completamente curado.
Marsha Mylander, Orlando, Florida

Yo tenía cáncer en la próstata. Mi doctor me dio seis meses de vida. Tomé Mountain Magic, al igual que varios otros remedios naturales. Mi cáncer en la próstata se ha ido.
Un gerente de una tienda de licores, Orlando, Florida

Mi esposo se ha sometido a cada uno de los tratamientos para su enfermedad, y ahora yo estoy tratando el té de Essiac. Yo pensé tomarlo primero para mis diferentes dolores y achaques, estrés, etc. Yo creo que ha hecho maravillas por mí, así que he comenzado a darle el té. Sé que no le hará mal y tal vez su vida será mejor.

Un amigo mío tiene cáncer en el hígado y aunque el oncólogo le había dado seis meses de vida, ya lleva de eso dos años y dice que lo único que toma es el té de Essiac. Créame, es prueba viviente del éxito.
Betty del MPIP Bulletin Board, 18 de julio de 1997

Yo conocí a un miembro de la compañía Ravelco, en un seminario. El me dijo acerca de Essiac. Yo tenía una condición cancerosa en mis órganos femeninos que me estaba causando mucho dolor. Tomé el Essiac, mi dolor desapareció, y ahora estoy libre de cáncer. ¡Dios bendiga Ravelco! Ahora le abro los ojos al valor de los sistemas de curación natural, e invierto una gran cantidad de tiempo predicando esta religión nueva a mis amigos.
Marjorie L., Stuart, Florida

Tengo 71 años de edad. He padecido de una muy rara enfermedad durante los últimos veinte años. La comunidad médica no sabe que la ocasiona, y no tienen una cura. Se llama el síndrome de Cogan. Ha destruido ni capacidad auditiva en ambos oídos, causado mucho vértigo, muchos dolores y achaques, y daño a mi corazón. Durante la mayor parte de mi vida he tenido varios resfriados cada año y ocasionalmente un caso de influenza.

En enero del 1996, la influenza se convirtió en pulmonía. En ese momento fue que decidí tratar el Mountain Magic.
Estoy feliz de decirles que desde que comencé a utilizar el Mountain Magic no he tenido un resfriado o síntomas de influenza. Yo sí creo que ha ayudado en mi recuperación de la pulmonía. Tengo planes de continuar su uso. Yo tomo 2 onzas, tres veces a la semana.

Calvin Goranson, 299 Lake Mamie Rd, Deland, FL 32724

Mi cuñado me dio una botella del té herbario Mountain Magic para probarlo como una medida preventiva. La verdad es que me gustó el sabor. Pronto me di cuenta que un problema del estómago del que ya padecía durante veinte años había desaparecido, y me siento mejor de todo lo demás. Yo tengo sesenta años de edad y trabajo siete días a la semana.

Mi sobrino en Wisconsin se enteró que tenía cáncer. No puede darse tratamiento de quimoterapia debido a que tiene otros problemas de salud. Toma su té con mucha fe; y un año más tarde se encuentra todo en remisión. Nuestra familia también utiliza sus sal de mar orgánica; mi esposa solía padecer de retención de agua. Ya no existe más ese problema. Nosotros disfrutamos de sus productos y esperamos que sigan el buen trabajo.
Robert W. Heath, 9539 Stevenson Rd., Fenwick, MI 48834

Yo tenía cáncer en la próstata. El 10 de agosto de 1994, me sometí al tratamiento de quimioterapia. Yo nunca le dije al médico que estaba tomando Essiac y como resultado, la lectura de PSA fue por debajo de cero. Continué esta combinación por quince meses y cuando bajó del nivel de 0 paré de someterme a la quimioterapia. Hoy continúo tomando el Essiac.
Paul Roche, East Haven, Connecticut

Yo tengo esclerosis múltiple. Mi amiga Kelly me invitó a tomar Essiac. Luego de tres meses yo pude guardar mis muletas. Luego de un año, sólo camino cojeando un poco.
Barbara Johnson, Apopka, Florida

Estoy en los cincuenta. Parece como si durante toda mi vida yo hubiera tenido la influenza por lo menos una vez al año, y un catarro fuerte varias veces al año cada año. Era como si automáticamente pudiese poner a un lado uno o dos meses cada año en los cuales yo estaría acostado con la influenza o con un catarro fuerte. Comencé a tomar Mountain Magic de Essiac hace cinco años.

Desde esa vez no he tenido la influenza, y sólo he padecido un catarro (yo pienso que ese catarro era parte del proceso de desintoxicación). Yo estoy seguro que el Essiac me ayudó con esto.
M.M., Orlando, Florida

A mi hermano se le diagnosticó hace un año con una leucemia muy, muy severa. Sus médicos le dieron quimioterapia durante cuatro semanas. La quimioterapia le hacía verse mortalmente enfermo. Mi hermana y yo estábamos muy deprimidas. El parecía la muerte misma. Este hombre grande, que medía más de seis pies de alto, estaba acostado en la cama del hospital en una posición fetal, temblando como resultado de la quimioterapia.

Los médicos le dijeron que moriría en el hospital si se quedara, o podría ir a casa a morir. Mi hermana es una enfermera, y se había propuesto a salvar a mi hermano. Ella conocía del remedio herbario para cáncer llamado Essiac.

Ella le pidió al doctor la aprobación para atraer el Essiac al hospital para dárselo a nuestro hermano. El médico sintió que como no había nada más que se pudiese hacer por él, así que sentó el camino con las autoridades médicas.

Mi hermano comenzó a tomar Essiac y diez gotas de la fórmula herbaria de Paul 'D Arco todos los días, una vez en la mañana, y una vez en la tarde. Su conteo sanguíneo era de 4,800 (10,000 es normal).

A la semana de haber comenzado el tratamiento con Essiac no sólo estaba el vivo, sino su conteo sanguíneo era de 10,800. Pasada más de una semana, su conteo sanguíneo había alcanzado los 14,000, --4,000 más que lo normal.

Mi hermano comenzó sus tratamientos con Essiac en agosto del 1992. Estaba tan saludable para enero del año próximo, que él y su esposa se fueron en un crucero de cuatro meses alrededor del mundo.

Estamos en agosto de 1993, y es muy saludable, activo y robusto. Yo he tenido que mantener mi nombre anónimo porque no quiero que mucha gente me llame me preguntándome acerca de su experiencia. Yo amo mucho a mi hermano, somos muy unidos, y sólo le doy gracias a Dios por las cosas simples como Essiac, y todas las personas en todas partes que oraron por su recuperación.
Nombre permanece anónimo a pedido

Yo tengo un amigo de West Virginia que tiene artritis reumatoide y la sufre desde hace nueve años. En mayo, le di un poco de mi Essiac. A ella le gustó y comenzó a tomarlo regularmente.

Pasadas dos semanas sintió gran alivio de su dolor. Pasados dos meses, ella podía alzar sus brazos completamente por encima de su cabeza, algo que ella no había podido hacer durante nueve años. Hace poco, ella fue a Irlanda a visitar a sus familiares, y llevó un poco de Essiac consigo para darles a ellos.
Alice Bailey, Winter Springs, Florida

Hace varios años, yo acompañé a mi mamá a la clínica de pacientes de un hospital local para que se le removiera un pequeño endurecimiento de su glándula parótida del lado izquierdo de su rostro. Fue muy sorprendente cuando los médicos encontraron avanzado cáncer del linfoma a través de su cuerpo.

Yo comencé a buscar en varios volúmenes libros, tratando de encontrar una respuesta a lo desconocido. Se comenzó con un programa de suplementos nutricionales y una dieta de comidas naturales, además de tratamiento quiropráctico, de pensamiento positivo, y terapia de humor.

Todo se puso muy tenso a medida que los doctores comenzaron la quimioterapia. De hecho, a mi mamá se le llevó a la sala de emergencia seis veces durante el primer mes.

Teniendo ochenta años, es probable que su fuerte corazón que la mantuvo viva y conmigo sea el mismo que cuenta su historia hoy. Hoy ella baila y enseña a otros a mantenerse bien por medio del baile lo que le ha mantenido fuerte durante toda su vida.

Las cartas con oraciones por una mejoría a su salud comenzaron a llegar y un amigo envió un artículo acerca del té de Essiac. Esperanzado, de que esta fórmula herbaria podría ayudar de alguna manera, fui en busca de los ingredientes, elabore el té, y lo añadí a su ya creciente listado de suplementos nutricionales.

En la víspera de Navidad de 1992, tres meses luego de que a mi mamá se le diagnosticara con el linfoma, los médicos anunciaron que mi mamá no estaba sólo en remisión, sino que ¡libre de cáncer! Mientras que posiblemente nunca sabremos lo que la curó de esta enfermedad temible, sentimos en nuestros corazones que el Essiac y la nutrición tuvieron un papel mayor.
J. Candy Arnold, Bellevue, Washington

Nuestra familia estaba devastada cuando mi suegra Myrna, nos informó que se le había diagnosticado con cáncer. En su caso, era cáncer del ovario que se le había dispersado hacia las glándula linfáticas y luego a los pulmones. Se le había diagnosticado como inoperante, y los médicos le dijeron que lo pusiese todo en orden. Luego de una histerectomía, ellos le dijeron que le quedaban alrededor de seis meses de vida.

Los tumores en sus pulmones eran muy numerosos para poderse remover. Mi cuñada me preguntó si había algún acercamiento nutricional que podría hacer más lento el progreso de la enfermedad. El médico le aseguró que no había ninguno. Sin embargo yo comencé la búsqueda de remedios alternos. De casualidad, mi padre había oído un programa radial donde se explicaba lo que hacía el Essiac.

El remedio era tan sencillo y tan directo que yo sabía que mi suegra podría tomarlo. Ella tomaba un poco cada noche. Nosotros aguantábamos la respiración. El doctor y nuestra prima la enfermera nos dijo quién no nos llenáramos de esperanza. Aún así, los rayos-X tomados semanalmente comenzaban a indicar algo que ellos no esperaban.

Poco a poco los tumores en sus pulmones se estabilizaron y comenzaron a disminuir. El personal de enfermería en la oficina del médico reaccionaba perpleja semana tras semana los tumores comenzaban a desaparecer, y su conteo sanguíneo regresaba a lo normal.

Un poco más de un año luego de haber comenzado el Essiac, el médico llamó para decirle a Myrna ella era un mil milagro certificado. Sus cartas de progreso no mostraban indicación de cáncer en ningún sistema. A esta fecha, cinco años más tarde, no ha habido recurrencia de cáncer.
J.R. Kirkland, Washington

Yo comencé a tomar el Essiac para artritis severa y fatiga severa. ¡Los resultados son increíbles! Estoy haciendo cosas normales todos los días que no había podido hacer durante diez años; diez años que han hecho una gran mella en mi vida. Desde que estoy tomando el Essiac, estoy sintiendo que los años pasan flotando, y he vuelto a sentir la juventud nuevamente.

Estoy muy contento con los resultados. Mi hija Donna Geary de Alta Loma me dio mi primera botella. Los resultados son maravillosos. Los resultados también fueron inmediatos. Gracias por esta maravillosa bebida.
Lucy Claudine Gibson, Lakewood, California

Mi cuñado me dio una botella de Essiac. La verdad es que me gustó el sabor. Pronto me di cuenta que un problema del estómago del que ya padecía durante veinte años había desaparecido, y me siento mejor de todo lo demás. Yo tengo sesenta años de edad y trabajo siete días a la semana.

Mi sobrino en Wisconsin se enteró que tenía cáncer. Le envié el libro "Canada's Cancer Cure" que habla acerca del Essiac. El no podía darse tratamiento de quimioterapia debido a que tiene otros problemas de salud. Toma su té con mucha fe; y un año más tarde se encuentra todo en remisión.

Robert W. Heath, Fenwick, Michigan

A mi amigo se le diagnosticó con cáncer en el pulmón. Yo me tomé la libertad de darle un libro acerca de Essiac. Hice los arreglos para hacerle llegar una provisión. Se había programado la quimioterapia pero primero querían monitorear el crecimiento, lo cual consistía de rayos-X tomados periódicamente.

Los primeros rayos-X mostraron un crecimiento lento (casi imperceptible) y entonces ellos esperaron por la segunda toma de rayos-X para confirmar la situación. Luego de la segunda toma de rayos-X, el médico le dijo a Bob que si él había tenido tanto éxito con la quimioterapia, que él (el médico) se hubiese complacido de tomarse el crédito por tal mejoría.

Estamos ambos agradecidos a la gente que tuvo la mente abierta y el corazón para darle a los pacientes de cáncer un esperanza de curación. Yo creo profundamente que Essiac ha ayudado a curar a Bob, y estoy mucho más cómodo usándolo en vez de no estar haciendo ningún esfuerzo para mantenerme saludable sistemáticamente. Si a usted deseara compartir esta carta con cualquiera, tiene nuestra bendición.
Greg Krepala, 292 Martin Ct., Aptos, CA 95003

Yo tomé Essiac para el cáncer en la próstata. Bajo las órdenes del médico se me trató con quimioterapia. También tomé Essiac, y como resultado el conteo de PSA bajo a menos de cero. Tomé la combinación por 16 meses y cuando se mantuvo al nivel de 0, abandoné la quimioterapia. Desde entonces, las lecturas de PSA fueron como sigue.
En octubre: 0.15

En abril: 0.37

En octubre: 0.58

En abril: 0.73

Yo continúo tomando el Essiac.
Paul E. Roche, East Haven, Connecticut

Yo tenía cáncer en el ovario, el cual se me diagnosticó como regado. Me removieron los ovarios y seix pulgadas del colon. Se me dijo más tarde que no habían podido remover todas las células cancerosas y me recomendaban la quimioterapia. Yo me rehusé porque tenía problemas cardíacos (ya se me habían hecho dos operaciones durante años anteriores).

Yo había encontrado un artículo acerca del Essiac y les dije a los médicos que lo iba a tratar. Bueno, los resultados han sido extraordinarios. Yo había perdido sobre sesenta y dos libras, y ahora ya he repuesto sobre 16.

Ahora he estado lo suficientemente fuerte como para pode volver a mi trabajo con la cerámica. Yo no creo que estaría viva ahora sino hubiese sido por el Essiac. Se lo recomiendo a todo el mundo, y estoy sorprendida de como el cáncer puede tocar a tantas vidas.

Doris Kearns, Porter, Texas
Post data: Mi último examen realizado por el oncólogo mostró resultados "perfectos, perfectos, perfectos". Me siento maravillosa.

Yo tenía cáncer en el seno. Comencé a tomar Essiac tres semanas antes de mi primera sesión de quimioterapia. Cada efecto secundario que se me había predicho se disminuyó "tanto tanto" que apenas los noté. La sangre que se extrajo, tanto en términos hemoglobina y de química, fueron como se me dijo FANTASTICAS para un paciente de quimioterapia. Yo juego canasta doble con por lo menos ciento cuarenta personas que van a un juego local. Todo el mundo ha comentado acerca de mi apariencia y el nivel de energía, y les sorprende.

Algunos comenzaron a tomar Essiac por razones de salud en general. ¿Cómo sé ahora que fue el Essiac? Yo fui a California luego de mi quinta quimioterapia, y me quedé allá por tres semanas. Como nos estábamos moviendo de un lugar a otro, no tomé el Essiac.

Al regresar a casa recibí mi sexto y último tratamiento. Estaba tan enferma: náusea, diarrea, acidez tan mala que no podía dormir, y estaba tan cansada. Ahora comienzo la radiación en una semana, y usted puede apostar que no será sin mi Essiac.
June K. Outerson, Phoenix, Maryland

Derechos de autor de James Percival (1994)
Publicado por Bernard Barbieux Associates

 

Comentario:

Grupo Pintarejaclown6 de mayo de 2014, 16:19
es importante difundir esa información y otras que atañen por el respeto y el cuidado de la vida, si lo hubiese sabido, cuantas personas se hubiesen salvado

Deja un comentario